martes, 7 de julio de 2015

15.- Y LLEGÓ EL VERANO (2015)

      El verano ha llegado. Ya desde mayo los pastos se han ido agostando, las temperaturas han ido subiendo, y los pollos del cernícalo primilla han ido creciendo, cebados continuamente por los adultos con una dieta cada vez más insectívora. Los pollos, la segunda mitad de Junio, se asoman cada vez más a los nidos, caminan cada vez más por los tejados, se dejan ver, se observan pollos de diferentes edades, algunos con mechones de blanco plumón todavía, comienzan a salir al exterior, ejercitan sus alas, dan sus primeros vuelos. El ambiente de la colonia vuelve al bullicio, las cebas se suceden, en el exterior los pollos chillan cada vez que un adulto viene a cebar. A su vez los adultos tratan de incentivar a sus pollos a que vuelen, regateándoles la presa para que los persigan, para que aprendan a moverse con destreza. Los pollos de más edad ya vuelan, perfeccionando sus técnicas, aprenden a cernirse, a lanzarse en picado. Poco a poco irán distanciándose de la colonia y alimentándose por sí mismos.
     El verano avanza. Poco a poco los primillas irán dejando la colonia y los edificios se irán quedando vacíos hasta el año que viene. Estos pequeños halconcillos irán concentrándose en áreas favorables para la alimentación, como los llanos de La Albuera, antes de iniciar su viaje migratorio en Septiembre.
      Contrasta esta situación con lo que observaba hace años, cuando los primillas continuaban en las zonas de cría hasta bien entrado Septiembre u Octubre, o incluso a veces Noviembre. Sin embargo, actualmente, parece claro que nada más terminar la cría, abandonan en bloque las colonias. Tal vez se mueven tras las cosechadoras, a menudo iniciando movimientos dispersivos hacia el Norte, en busca de las grandes concentraciones de alimento, antes de marcharse...
    Y así hasta el año que viene...
   Aquí vemos fotos de pollos en los tejados, ejercitando sus alas y esperando las cebas de los adultos.

Esperando la ceba.

Explorando.

Ejercitando sus alas

Este pollo muestra todavía restos de blanco plumón.

Pollos.

Ejercicios alares

Macho acude a cebar con ortóptero

Llegada

A la puerta del nido. El macho se limita a dejar la presa a uno de los pollos que se la arrebate para devorarla.

Esta hembra adulta da una pasada a un pollo para estimularlo a volar.

Este pollo ya domina el vuelo.


Girando

Aprendiendo a cernirse: todavía te falta práctica, amigo.

1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar